Dirás… ¡Parece que fue ayer! Pues sí, pero ya llevamos un mes con Hugo desde nuestro primer encuentro con él en Vung Tau. Ha sido un mes muy intenso, lleno de instantes de todo tipo: desde los agobios iniciales de padres primerizos allí en Vietnam hasta momentos preciosos y emocionantes junto a nuestro niño, pasando por las lógicas visitas de familia y amigos, a quienes agradecemos desde aquí todo el cariño que nos han dado y sobre todo el que le han regalado a Hugo.

Las primitas Celia y Marina ya han conocido a Hugo y pasaron momentos muy bonitos los tres juntos, coincidiendo con el 7 “cumplemes” de Hugo. Además, han venido tios y primos de Córdoba y en Navidad vendrá de nuevo familia de Almu de Bilbao, ahora ya con Vero y Juan, que no pudieron venir a Barajas muy a su pesar. También han visitado a Hugo familia y amigos de Guadalajara, así que después de recorrerse medio mundo, se ha recorrido ya también media España sin moverse del salón.

Bueno… lo de sin moverse del salón es un decir, porque ya nos hemos dado los primeros paseos por Guada con Hugo. Aunque ahora hace bastante frio y eso supone un gran cambio para lo que él conocía, intentamos ir adaptándole a este clima, saliendo con él al sol, que le gusta mucho, bien abrigadito.

Nos ha dado mucha alegría que las primeras revisiones médicas que le estamos haciendo a Hugo ya aquí en España están saliendo muy bien. Entre análisis y vacunas le están pinchando más que a un muñeco de vudú, pero siempre nos dicen que se le ve muy espabilado para su edad, con un desarrollo psicomotriz bastante bueno, y que esto no es lo habitual en niños adoptados recién llegados a España, así que esto nos confirma que hemos tenido mucha suerte en que nuestro niño haya pasado sus primeros meses de vida en el orfanato de Vung Tau (centro social, como allí les llaman), del que últimamente hemos oído críticas bastante buenas en cuanto al trato que le dan a los niños y al gran trabajo que está haciendo su directora, tal como pudimos comprobar en nuestras dos visitas a dicho centro.

Hugo ya tiene 4 dientecitos y está muy gracioso cuando los enseña al sonreir: los 2 de arriba que te había dicho anteriormente que le estaban saliendo, le han crecido más estos últimos 15 días y ya hay que tener cuidado de que no te pille desprevenido…

Las comidas las hace bastante bien y ya le estamos dando fruta y cereales sin gluten de forma habitual. Además, ya está aprendiendo a comer con cuchara. Iremos dejando poco a poco de lado el biberón y, según nos han dicho los pediatras, iremos introduciéndole gradualmente nuevos alimentos: verduras, cereales con gluten, etc.

Pero lo mejor son las noches. Después del desajuste horario que tenía nada más llegar a España, Hugo se ha ido adaptando y últimamente ha llegado a dormir hasta 10 horas seguidas por la noche, despertándose tan contento y con muchas ganas de jugar. Da gusto verlo así. Hace un mes estaba bien, pero revisando ahora fotos vemos que ha cambiado a mejor estos últimos 15 días; su expresión lo dice todo, en el orfanato se le veía algo más triste y apagado. Todo desde entonces ha sido para él una explosión de sensaciones nuevas.

El otro día estuvimos en Madrid con Pablo, Nuria e Iván Le, paseando por el Retiro. Primera visita de Hugo a “la capi“. Y supongo que estos próximos días nos volveremos ver con ellos allí porque… ¡este año habrá que ir a ver el Cortylandia, claro!… 🙂

Se acercan unas fechas preciosas para disfrutar con nuestro peque. Todo se ve desde una perspectiva distinta con él al lado. Con todo nuestro cariño, te queremos desear desde estas líneas una muy Feliz Navidad y nuestros mejores deseos para el 2010, de parte de…

Hugo Anh, Almu y Jose.

Anuncios